Accidente Trafico (1)

¿Cómo pedir indemnización por accidente de tráfico?

Tras una colisión vial se presentan dos escenarios para pedir indemnización por accidente de tráfico

El primero es que ambas partes llegan a un acuerdo amistoso. Este acuerdo facilita fijar quién tendrá la obligación de pagar las futuras indemnizaciones (aunque la aseguradora discuta el importe total de las mismas). 

El segundo escenario es un poco más complejo, en este caso se pueden escoger distintas vías legales para hacer la correspondiente reclamación.

Por otra parte, una indemnización se reclama por daños personales, que incluye días de hospitalización, secuelas, días impeditivos y no impeditivos. También hay reclamaciones por los gastos derivados del accidente, ya sea rehabilitación privada, collarines, medicación, transporte o las reparaciones por los daños materiales. 

abogado accidentes de tráfico

¿Qué tipo de reclamaciones hacer tras un accidente vehicular? 

Como adelantamos, existen varios tipos de reclamaciones que se pueden realizar tras sufrir un accidente de circulación en diversos tipos de vehículos. Para ello, es importante tener en cuenta que las compañías de seguros tienen divididos los conceptos reclamables. Esto quiere decir que dependiendo del daño que se reclama, se deberán cumplir una serie de reglas y a su vez, adjuntar algunos requisitos:

1. Reclamaciones por daños materiales al vehículo

Los daños materiales abarcan todos los desperfectos que haya sufrido el vehículo, así como los objetos que transportaba al momento del accidente de tráfico. Para que la reclamación y posterior indemnización tenga efecto, usted debe informar los hechos a su compañía aseguradora en un máximo de siete días después del accidente.

Posterior a ello, la empresa de seguros enviará un perito quien valorará los daños que el vehículo presenta. Su función es establecer una comparación de los resultados que obtuvo con los declarados en el parte de accidente. En todo caso, usted deberá tener en cuenta lo siguiente:

  • Como dueño del vehículo perjudicado usted tiene derecho a exigir que los daños a su medio de transporte sean reparados. Para establecer el importe de dicha reparación es necesario efectuar un peritaje al vehículo.
  • Si no quiere reparar o el valor de dicha reparación es superior a la venta del vehículo al momento del accidente, usted puede pedir una indemnización por los daños ocasionados por el importe del valor de venta.

2. Otros daños materiales indemnizables 

Este apartado está relacionado con la reclamación por los objetos transportados que se vieron afectados de forma parcial o total en el accidente. Para exigir una indemnización por los mismos, en la declaración o denuncia de accidente se debe mencionar los daños por los que posteriormente demandará un importe. 

Usted como afectado debe conservar los objetos perjudicados, así como las facturas de compra de los nuevos materiales que debió adquirir. Igualmente, puede demandar la restitución del montante de los gastos realizados tras el accidente, como el alquiler de otro coche o los gastos por transporte durante la reparación de su automóvil. 

3. Reclamaciones por daños personales

Los daños personales hacen referencia a las lesiones sufridas por las personas que se ven implicadas en un accidente de tráfico. Esto incluye a los conductores, acompañantes, pasajeros o peatones. Para exigir las cantidades por lesiones y secuelas, se deben cumplir determinados requisitos que se hacen cumplir de acuerdo con la gravedad de la situación y del alcance de la misma.

Esto último, se debe a la implicación de varios factores que pudieran influir en la decisión. Es decir, al momento de determinar la indemnización se valora de forma individual si el accidente provocó incapacidad temporal, lesiones permanentes o la muerte. 

Además de ello, la cantidad establecida se hace en función de la situación de la víctima, ya que como mencionamos se valora el efecto que los daños producen en la vida del afectado. Por ejemplo, no es lo mismo la muerte de una persona que es el sustento de su familia, o bien el fallecimiento de alguien que no lo es.

¿Cuál es la compensación en caso de daños físicos graves?

El establecimiento de las cuantías de una indemnización dependerá de la gravedad de los daños personales ocasionados producto del accidente. Para ello se valora los siguientes tipos de lesiones o daños en las víctimas:

1. Indemnizaciones por incapacidad temporal o permanente

En primer lugar, la incapacidad temporal se estima al multiplicar la indemnización relacionada a la edad y determinados factores de corrección por la cantidad de días de incapacidad. 

En este primer caso se toma en cuenta la existencia de un internamiento en centros hospitalarios y de rehabilitación. Si se trata de lesiones menores, lógicamente el importe será menor. Esto quiere decir que los valores de la indemnización no se aplican automáticamente, sino que se estiman según corresponda el caso. 

En segundo lugar, la indemnización que corresponde por las lesiones permanentes depende del grado de incapacidad que éstas causen en la víctima:

  • Gran invalidez: hace referencia a inhabilitación de la víctima para realizar cualquier profesión u otros oficios.
  • Incapacidad absoluta: cuando el perjudicado pierde las capacidades funcionales, es decir cuando para realizar acciones esenciales de la vida requiere asistencia de otra persona. Tal es el caso de comer o bañarse. 
  • Invalidez total: en este caso la víctima no puede seguir ejecutando las tareas de su profesión habitual. Sin embargo, está la posibilidad de realizar otra diferente.
  • Invalidez parcial:  se define cuando la víctima no queda totalmente inhabilitada para ejercer su profesión habitual. No obstante, reduce su rendimiento en al menos un 33%.

2. Indemnizaciones por secuelas

Este tipo de indemnizaciones se fijan una vez que el periodo de curación ha dado todo el resultado posible y a pesar de los cuidados médicos ya no es posible mejorar las lesiones. Entonces, los daños personales que no pueden seguir sanando (por ejemplo una cojera permanente, o una pérdida de oído irreversible, o la pérdida de fuerza en una mano) entonces se considerarán secuelas. Las secuelas deben ser determinadas por los médicos especialistas a través de informes periciales médicos. En este punto se deben considerar ciertos aspectos, debido a que determinar el importe de las secuelas puede complicarse, ya que no es tan fácil establecer el alcance que las lesiones pudieran tener en la víctima en el corto, medio y largo plazo.

Se recomienda que los informes médicos incluyan detalladamente cada secuela, así como si son leves o graves más el alcance que tendrán. 

En este caso también es posible reclamar por los gastos devenidos de tratamientos médicos necesarios para la rehabilitación.

3. Indemnizaciones por muerte 

Para el cálculo de la indemnización por muerte se consideran los daños morales, así como las pérdidas económicas que se derivan tras el fallecimiento de la víctima. En todo caso, los familiares del fallecido tienen derecho a percibir la indemnización correspondiente a la edad, circunstancias personales, sociales al igual que familiares.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *